La mayor historia legal de los últimos años en la comunidad de la animación, especialmente en los países anglosajones y los grandes núcleos de la industria de la animación occidental, ha sido sin duda la de la singular demanda que lleva años resolviéndose desde allá por el 2014.

Esta es una demanda que alcanza a los grandes estudios de animación, miles de empleados de la industria, una potencialmente millonaria compensación a los empleados y tiene enormes ramificaciones por toda la industria.

¿De qué trata y qué tiene de interés?

En Septiembre de 2014, los demandantes Robert Nitsch, un artista de efectos de personaje (Character FX artist) en DreamWorks Animation hasta 2011; Georgia Cano, una artista digital y de iluminación en Rhythm & Hues hasta 2009; y David Wentworth, un ingeniero de producción y un supervisor de 3D en ImageMovers Digital, presentaron una demanda colectiva contra numerosos estudios de animación.

Los demandantes indicaron que los estudios conspiraban para restringir la competencia a través del intercambio de datos privados de sueldos, fijando los rangos de los mismos a sus empleados y lo más crucial: absteniéndose de contactar y ofrecer empleo a trabajadores en los demás estudios que lo acordaran, violando durante dos décadas la ley antimonopolio federal (federal antitrust law) y el «Código de Profesiones y Empresas de California» (California Business and Professions Code).

Los demandantes indicaron que esas acciones han causado graves daños al «reducir sus sueldos y privándoles de competir por sus servicios justamente y libremente en el mercado«.

Además añadieron que los estudios fraudulentamente silenciaron esta conspiración, impidiendoles presentar su denuncia de manera oportuna. La ley de «antimonopolios» prohibe estas acciones que restringen la libertad de competencia.

¿Quiénes son los estudios acusados?

Podríamos decir que es la basta mayoría de los estudios de animación más poderosos del mundo anglosajón:

  • Blue Skye Studios, Inc.
  • DreamWorks Animation SKG, Inc.
  • Lucasfilm Ltd., LLC
  • Pixar Animation Studios
  • Sony Pictures Animation, Inc.
  • Sony Pictures Imageworks, Inc.
  • The Walt Disney Company
  • Two Pic Mc LLC (antiguamente ImageMovers Digital LLC)

¿Qué empleados estaban representados en esta demanda?

Los demandantes indicaron que hablaban en nombre de potencialmente miles de afectados: «Todas las personas que trabajaron entre 2004 a 2015 para todas estas compañías«. Se excluyeron todos los empleados de recursos humanos, departamentos de reclutamiento, directores, ejecutivos de alto grado y similar. Finalmente, con el paso de los años, el apoyo de la comunidad llegó a sumar cerca de 10 mil empleados.

¿Cuándo se dieron cuenta de estas acciones?

Esta historia no solo comienza en 2014… empieza, en realidad, en 2009, cuando la División de Estudio de Monopolios del Departamento de Justicia Norteamericano empezó a investigar las prácticas de empleo de compañías de alto nivel como Google, Apple, Intuit, Intel y Adobe Systems. La investigación también alcanzó a Pixar y Lucasfilm, y descubrió documentos escritos que hablaban acuerdos entre los defensores para no llamar «en frío» a los empleados ni intentar conseguir empleado ni ofrecer mejores oportunidades para evitar una guerra de competencia. También acordaron que se notificarían mutuamente si notaban algún movimiento de este tipo.

Existe una web dedicada a documentar y apoyar a todos los empleados afectados por este asunto:

http://www.hightechemployeelawsuit.com/

A pesar de que este caso acabo liquidándose en unos 415 millones de dólares, en 2014 las tres personas mencionadas decidieron presentar una nueva demanda orientada a las grandes compañías de animación.

[wp_ad_camp_1]

¿Había pruebas para demostrar todo esto?

Se ha ido demostrando que efectivamente así era, puesto que existían numerosas pruebas en formato e-mail desde 2004 entre personal de recursos humanos, reclutadores y documentos internos de las empresas mencionando estos acuerdos secretos y pidiendo redirigir cualquier mención a este asunto a los altos ejecutivos. Si no recuerdo mal, hubo incluso algún sonado despido de recursos humanos por un desliz que hubo al intentar un reclutador hablar con un empleado con el que no debía, saltándose este acuerdo.

Recomiendo consultar cualquiera de los artículos más detallados en la sección de referencias.

¿Podía estar el presidente de Disney y Pixar, Ed Catmull, envuelto en esto?

Parece que lamentablemente no estaba solo enlazado con esto, sino que era uno de los impulsores principales de esta idea puesto que la conspiración comenzó en teoría cuando Lucasfilm le vendió Pixar a Steve Jobs y las compañías aceptaron no «perseguir» o «acercarse» a los empleados de los demás. En aquella época Ed Catmull, empleado de Lucasfilm, pasó a ser presidente de Pixar.

Sin embargo el éxito de Pixar no sirvió para que cambiara de política de empleo. Hay multitud de evidencias de la implicación de Catmull en esto desde 2004.

Otros hallazgos indican que Catmull estaba practicamente obsesionado con controlar los costes, evitando subir sueldos de manera indiscriminada y recomendando a otros no hacerlo tampoco.  Incluso en una ocasión , Camull comentó con Dick Cook (presidente de Disney en aquella época) que «una subida de sueldo sustancial» verdaderamente «dañaría la estructura de pagos que hay organizada», e incluso realizó vuelos para visitar a diferentes cargos de otros de los estudios para acordar este tipo de relación.

Ejemplos de esto son, por ejemplo, un email que envió de nuevo al presidente de Disney criticando a Image Movers de Robert Zemeckis (director de la saga de Regreso al Futuro o ¿Quién engañó a Roger Rabbit) por pagar a sus empleados demasiado generosamente.

Ante las preguntas de los abogados sobre estas actividades, respondió:

¿Estamos haciendo daño a algunos empleados? No lo estamos. Además de tener la responsabilidad de los sueldos constantes, tengo la responsabilidad del controlar el largo plazo. No me disculpo por esto.

Aquí tenéis un gráfico publicado donde se ve el gran alcance de todo este demencial asunto:

La intervención de Blue Sky

Blue Sky, en Abril de 2016, acordó resolver su parte en esta demanda y llegó a un acuerdo con los profesionales de la industria en el cual debía pagar casi 6 millones a los empleados de animación y efectos visuales de todos los defensores (no solo Blue Sky) desde 2001 y 2010 (en el caso de Blue Sky, de 2005 a 2010).

Esto aliviaría un poco el problema, puesto que Blue Sky aceptó que el caso estaba casi absolutamente ganado por los demandantes y no querían seguir defendiéndose.  Como parte del acuerdo, no iban a cooperar voluntariamente con el resto de los defensores y no se opondría a cualquier petición de ayuda por parte de los abogados del caso si estaba relacionado con el material aportado por ellos.

Este acuerdo se consideraba el 25% de los cálculos del daño global, pero dado que otros defensores estaban ya envueltos en demandas antes de este caso en concreto, sus cantidades serían proporcionalmente mayores.  Sin embargo hubo algunas dificultades para demostrar ciertos puntos y era solo cuestión de tiempo que o bien se demostraran o terminara el juicio sin haber resolución por exceso de duración.

[wp_ad_camp_1]

¿Y el resto?

Disney y Dreamworks trataron de imaginar nuevas formas de invalidar este caso mostrando pruebas de ello, indicando que sus trabajadores ya sabían que esto estaba ocurriendo sin ningún tipo de duda y que por tanto no debían pagar a ninguno de los casi 10 mil empleados que estaban demandandoles.

A principios de este año 2017, Disney, Pixar y Lucasfilm presentaron un acuerdo para establecer el pago de 100 millones de dólares. Two Pic MC (Image Movers Digital) también sería parte de este acuerdo.

Hasta entonces los abogados habían investigado al rededor de 350 mil documentos y entrevistado a casi treinta testigos.

En Abril de 2017 se estableció una audiencia para aclarar todo esto y para que cada participante preparara su defensa. Se acordaron preliminarmente 50 millones con DreamWorks Animation y 13 millones con Sony Imageworks.

¿Qué ha ocurrido en el juicio?

La última noticia que he podido encontrar no está en los medios de la industria. Parece que se había puesto una fecha límite al 3 de Junio de este año. Es curioso que aún después de cuatro meses aún no haya noticias ni actualizaciones… a menos que Google esté ocultando las noticias, dado que está de alguna manera implicado. Y para mas inri, en el último año Disney lleva ya a su espalda varios juicios, incluso por denuncias por los bajos sueldos de parte de los trabajadores que visten de Goofy, Mickey y otros icónicos personajes en los parques temáticos

Bromas aparte, este tema es muy serio y, aunque ha pasado más o menos desapercibido, especialmente en el resto países, es un ejemplo de valentía por parte de toda esta enorme comunidad a la que se le fue negada sin su conocimiento la libertad de optar por un puesto más interesante o con unas condiciones mejores, durante casi dos décadas.

Cualquier nueva noticia sobre este caso la publicaremos sin falta.

Nota: Dado que he redactado el artículo a base de traducción de mucho material a partir de varios artículos en inglés llenos de expresiones legales, he intentado mantener el lenguaje lo más ajustado posible al original. Si alguna expresión no es totalmente correcta decídmelo por favor. ¡Gracias!

—————————————————————————-

Referencias:

Todos los artículos relacionados con este tema en Cartoon Brew (Inglés)

Disney, Pixar, Sony y Dreamworks son demandados (2014) (Inglés)

Ed Catmull surge como la cabeza central del rompecabezas (2014) (Inglés)

Sin palabras de disculpa de Ed Catmull (2014) (Inglés)

Los directores de Disney conocían esta conspiración (2015) (Inglés)

Un resumen de la situación en Cartoon Brew (2016) (Inglés)

Blue Sky llega a un acuerdo en la demanda (2016) (Inglés)

¡Los artistas ganan! Disney, Pixar y Lucasfilm pagarán 100 millones (2017) (Inglés)

Actualizaciones del caso en Mayo de 2017